04 marzo, 2016

MIGUEL DE CERVANTES EN LA PUEBLA DE CAZALLA.


(5 MARZO 1593- 5 MARZO 2016)

 423 AÑOS DE LA PRESENCIA DE MIGUEL DE CERVANTES EN LA PUEBLA DE CAZALLA.


Dos días después de comenzada la Cuaresma, el viernes 5 de marzo de 1593, un comisario real de abastos llamado Miguel de Cervantes Saavedra estuvo en La Puebla de Cazalla con la misión de obtener trigo y otras provisiones para el suministro de los galeones de la Flota de la Carrera de las Indias. Mañana, día 5 de marzo de 2016, se cumplirán, pues, 423 años de su presencia en nuestra villa. 

Cuando nos encontramos inmersos en los actos conmemorativos del IV centenario de su muerte, desde este lugar queremos contribuir a la difusión de dicha efemérides recordando lo acontecido por aquellas fechas en nuestra localidad. Para ello, ofrecemos aquí la transcripción del acuerdo al que llegaron el Concejo, Justicia y Regimiento de la villa con Miguel de Cervantes para la entrega del cereal solicitado.

El documento es una carta o escritura de obligación, otorgada por el Concejo, Justicia y Regimiento de La Puebla de Cazalla, es decir, por su Ayuntamiento, a favor del comisario de abastos Miguel de Cervantes y Saavedra, cuyo original se conserva entre los protocolos notariales de La Puebla de Cazalla. 

En este documento notarial queda fehacientemente acreditada la presencia del insigne escritor en esta villa de la provincia de Sevilla. En el manuscrito, redactado por escribano público, Cervantes manifiesta que llega a La Puebla de Cazalla por mandato de Cristóbal de Barros, entonces el primer proveedor de la Armada de la Guarda de la Carrera de las Indias.

Los oficiales del Concejo de la villa que recibieron personalmente a Miguel de Cervantes Saavedra, se convinieron con éste en entregarle 130 fanegas de trigo y 20 fanegas de cebada, que el comisario recogería el sábado día 13 de marzo. Cervantes reconoció que se daba por contento con el acuerdo y que era lo máximo que podía sacar de los vecinos, pagando al Ayuntamiento, en metálico y por adelantado, la cantidad de 1.940 reales por el grano que habría de recibir. 

Satisfecho, Miguel de Cervantes declarará estar presente en el acto de otorgamiento de la escritura y que la aceptaba en su totalidad, comprometiéndose a no pedir más cantidad de grano.

Fue este documento, hasta entonces inédito y publicado el pasado año 2015 en la Revista Archivo Hispalense de la Diputación Provincial de Sevilla, el que abrió las puertas para el descubrimiento por mi parte de otros cinco nuevos documentos que han permitido poder localizar a Miguel de Cervantes ejerciendo su labor de comisario real de abastos en un momento de su vida cuyo paradero y oficio hasta ahora eran desconocidos para sus biógrafos.


 
TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO.-

“Miguel de Cervantes, comisario, contra el Concejo.
  
“Sepan cuantos esta escritura vieren como nos el Licenciado Antonio de Cazorla, Corregidor, y Juan de Soto alcaide de la fortaleza de esta villa; Gonzalo de Luna alcalde ordinario en el estado de los hijosdalgo, García González Calero, asimismo alcalde; Juan Muñoz de Salazar, Alguacil Mayor; Alonso de Angulo, Melchor de la Torre, Gonzalo Lavado, regidores; Pedro García Benjumea, Fiel Ejecutor, y Pedro Hormigo, jurado; oficiales del Concejo de esta villa de la Puebla de Cazalla estando juntos en nuestro Cabildo e Ayuntamiento como lo habemos de costumbre todos juntamente y de mancomún a voz de uno y cada uno de nos por si y por el todo yn solidum (...) decimos que por cuanto por horden y mandado de Cristóbal de Barros, Proveedor de los galeones de la Armada de Indias vino a esta villa Miguel de Cervantes Sayabedra comisario a sacar trigo de los vecinos de esta villa para el proveimiento de los dichos galeones para los cuales dicho comisario ha hecho sacar de algunas casas de esta villa y por evitar el daño que el susodicho puede hacer a los vecinos de esta villa en sacar el dicho trigo somos convenidos y concertados con el dicho comisario que le demos ciento y treinta fanegas de trigo y veinte fanegas de cebada con lo cual se contenta y satisface del todo el repartimiento que en esta villa se podía hacer y teniéndolo por bien (...) otorgamos y conocemos por esta presente carta que nos obligamos de dar y pagar a el dicho Miguel de Cervantes Sayabedra (...) las dichas treinta (tachado) ciento y treinta fanegas de trigo y veinte fanegas de cebada de las cuales tiene recibidas las ocho fanegas de cebada y se las daremos y entregaremos puestas en esta villa de la Puebla de Cazalla a su fuero y jurisdicción todas juntas en una parte del (...) a nuestra costa el sábado primero que viene que se contarán trece días de este mes de marzo y año de la fecha de esta (...) la cual dicha escritura otorgamos en voz del Concejo y en nombre de el, y el dicho comisario da y paga mil y novecientos y cuarenta reales que monta todo el dicho trigo y cebada los cuales nos da y paga en presencia del escribano publico y testigos de yuso-escriptos del qual entrego yo el dicho escribano doy fe (...), de todos los cuales dichos maravedís yo el dicho Pedro Hormigo, jurado para hacer pago a las personas de quien se sacare y repartiere el dicho trigo los cuales recibo en presencia del presente escribano y testigos de yuso-escriptos de que yo el dicho escribano doy fe y para cumplir todo como dicho es nos obligamos los propios y rentas de este Concejo habidos y por haber y yo el dicho Miguel de Cervantes Sayabedra comisario susodicho que presente soy a lo contenido en esta escritura otorgo y conozco que la acepto en mi favor y estoy contento y satisfecho con la cantidad de trigo y cebada contenida en esta escritura la qual he de recibir el dicho día sábado trece de este mes siendo de la forma y manera que está declarado y no pedir más cantidad de la susodicha so pena de le pagar las costas y gastos que en razón de lo susodicho se les siguieren y reconocieren (...) y para lo cumplir obligo mi persona y bienes habidos y por haber todos como dicho es (...) en testimonio de lo cual otorgamos la presente ante el escribano público y testigos de yuso-escriptos que es fecha en la dicha villa de La Puebla de Cazalla en cinco días del mes de marzo de mil e quinientos y noventa y tres años siendo testigos Pedro Gutiérrez Borrego, y Alonso Jiménez Salteras y Alonso Martínez de Calvente vecinos de esta villa y lo firmaron los que supieron y por los demás un testigo a los cuales otorgantes yo el escribano doy fe que conozco. Está tachado treinta y enmendado.” Firmas y rúbricas.



12 mayo, 2015

La Puebla de Cazalla y la I Vuelta Ciclista a España de 1935



HACE 80 AÑOS: LA PUEBLA DE CAZALLA EN
LA PRIMERA VUELTA CICLISTA A ESPAÑA
(11 DE MAYO DE 1935) 
Autor: José Cabello Núñez.



En el mes de febrero de 1935, la prensa nacional se hacía eco de la organización de la “I vuelta Ciclista a España” por el diario “Informaciones”, contándose con la participación de los más destacados corredores nacionales e internacionales. Constaba de 14 etapas “seriamente calculadas” y “sus distancias tienen un equilibrio perfecto”, algunas de las cuales superaban los 250 kilómetros. En total: 3.425 km. Los premios, considerados importantes, por un importe total de 76.100 Ptas., se repartirían de la siguiente forma:

Folleto informativo I Vuelta Ciclista a España 1935.

Clasificación general:  1º (15.000 Ptas.),  2º (8.000 Ptas.), 3º (6.000 Ptas.) 4º y 5º (5.000 Ptas.), 6º (3.000 Ptas.), 7º (2.000 Ptas.), 8º, 9º y 10º (1.000 Ptas.), 11º, 12º, 13º, 14º y 15º (500 Ptas.), 16º, 17º, 18º, 19º y 20º (300 Ptas.), 21º, 22º, 23º, 24º y 25º (200 Ptas.). Total: 51.000 Ptas.



Clasificación por etapas: 1º (300 Ptas.), 2º (200 Ptas.), 3º (150 Ptas.), 4º (100 Ptas.), 5º y 6º (50 Ptas.),  7º al 20º (25 Ptas.). Total: 1.200 Ptas. x 13 etapas = 15.600 Ptas.



Clasificación de escaladores: 1º (5.000 Ptas.), 2º (2.000 Ptas.), 3º (1.000 Ptas.), 4º (750 Ptas.), 5º (500 Ptas.), 6º (250 Ptas.). Total: 9.500 Ptas.



Clasificación general: 1º (Copa informaciones); 2º (Copa excelentísimo señor gobernador civil de la provincia de Madrid).



Las 14 etapas de la “I Vuelta Ciclista a España”, celebradas entre los días 29 de abril y 15 de mayo de 1935,  fueron las siguientes:



Etapa
Recorrido
Km
1.ª
185
2.ª
251
3.ª
199
4.ª
235
5.ª
264
6.ª
310
7.ª
188
8.ª
188
9.ª
265
10.ª
285
11.ª
260
12.ª
270
13.ª
275
14.ª
250

 


El 24 de febrero de 1935, el diario ABC (edición de Madrid), en su comentario sobre la organización de este evento deportivo, puso como reparo que en el recorrido se hubiera “soslayado todo el Noroeste de la Península, que queda así al margen de la representación geográfica de la carrera. No se puede olvidar, sin embargo, que hay que comenzar por lo más sencillo –como empezó, por ejemplo, la Vuelta a Francia- y que el propósito del diario Informaciones es el de completar su organización, el de proveerla de su máxima amplitud periférica, en sucesivas organizaciones”.

 

Gustaff Deloor, primer ganador de la Vuelta

Respecto a los participantes, el diario ABC manifestaría que “la calidad y cantidad de premios y la atracción de una espléndida aventura, que, por primera vez, va a llevarse a cabo, son motivos suficientes para que se eche a la grava lo mejor del ciclismo europeo. Los organizadores nos hablan de próximas inscripciones de verdadera categoría. El ciclismo español, así como el belga, el francés, el holandés, el alemán, el portugués y el italiano, estarán representados en esta I Vuelta a España con sus mejores routiers”.


 


El 10 de mayo de 1935, la Vuelta Ciclista entrará en Andalucía. Será en la 10ª etapa, celebrada entre las ciudades de Murcia y Granada. La carrera concluyó en la ciudad de Granada con el ciclista Max Bulla como ganador de la misma, el belga Gustavo Deloor como primer clasificado en la general, y tras él, en segundo lugar en la general, el español Mariano Cañardo. El redactor deportivo de ABC, Jacinto Miquelarena, comentó así la etapa:

 


El español Mariano Cañardo, segundo clasificado.

“La etapa más dura, ya lo hemos dicho, y la media horaria más floja de todo lo que se ha recorrido, hasta ahora. La verdad es que se debía haber previsto algún descanso para los corredores antes de lanzarlos sobre ese pedazo de la prueba, llena de veneno. No ha habido batalla ninguna, esta vez menos que nunca, ni era posible que la hubiera. Todo el mundo anda un poco a la deriva, porque los kilómetros pesan ya sobre las piernas. Los belgas y Cañardo se limitaron a cubrir la etapa siempre en cabeza. Bianchi continúa heroicamente con su vendajes. Barral asegura que está agotado. El pequeño Manuel Trillo parece que se ha acabado por fin. El calor no ha sido todavía el gran calor que se esperaba. Andalucía ha empezado por sonreírnos y ha terminado por enviarnos esa honrada y buena lluvía norteña, que se ha puesto de moda en el Sur. Al terminar la etapa ha comenzado la batalla más seria. La de los seguidores en busca de hotel.  El que más y el que menos prueba a estas horas su capacidad de sufrimiento y de resignación.”


 


En ese mismo artículo, el comentarista detallará el recorrido previsto de la 11ª jornada (260 km.) que se celebraría el sábado
día 11 de mayo de 1935
entre Granada y Sevilla. Será en esta 11ª etapa cuando aparezca el nombre de La Puebla de Cazalla vinculado por vez primera con la Vuelta Ciclista a España, hace ahora, pues, 80 años. Efemérides que es digna de conmemorar.


 


Textualmente, el redactor describió el recorrido de la siguiente forma:


 


“Lo que será la undécima etapa. Detalles del recorrido de la undécima jornada, entre Granada y Sevilla (260 kilómetros). Desde Granada hasta Loja, carretera buena y llana, aunque a veces con ligeras ondulaciones. A partir de Loja, carretera regular. Subida. Carretera mala hasta Salinas. Desde aquí hasta Archidona, carretera muy buena. Repecho.  Descenso muy fuerte sobre Archidona. Sigue el descenso con curvas peligrosas por un total de tres kilómetros. Llano. Descenso. Pequeño repecho. Descenso. Antequera (control de aprovisionamiento y firma). Desde este punto hasta Fuente Piedra, carretera mala. Cuesta larga. Ligero descenso. Aguadulce. Osuna. Sigue carretera buena. Puebla de Cazalla. Llano. Arahal. Cinco kilómetros antes de Alcalá de Guadaíra, pequeña cuesta. Dos Hermanas. Sevilla. Meta de llegada: Glorieta del Cid (Parque de María Luisa). Control: en el mismo lugar (acotado). Controles –De aprovisionamiento y firma: Antequera (96 kilómetros).

 


Horario probable: Undécima etapa. Granada-Sevilla (260 kilómetros. Sábado, 11 de mayo):


 

Estepa (144 km)                            11 h. 18 m.


Aguadulce (157 km.)                     11 h. 44 m.


Osuna (167 km.)                           12 h. 04 m.


Puebla de Cazalla (186 km.)        12 h. 42 m.


Arahal (209 km.)                           13 h. 28 m.


Alcalá de Guadaíra (237 km.)        14 h. 24 m.


Dos Hermanas (246 km.)               14 h. 42 m.


Sevilla (260 km.)                          15 h. 10 m.          


 


Al día siguiente, 12 de mayo de 1935, el diario ABC de Madrid publicó el comentario del desarrollo de esta 11ª etapa de la I Vuelta Ciclista a España, en cuyo recorrido se encontraba La Puebla de Cazalla. El redactor de ABC lo tituló como:


 


“Los tours de la carrera española han encontrado ayer una Andalucía con niebla y lluvia. Lentitud en la difícil etapa. Tren de descanso, reparador de fuerzas. Una nueva llegada con magnifico sprint. Comentarios. El descanso bien ganado. Gustavo Deloor gana al sprint la etapa Granada-Sevilla (260 kilómetros). Un recorrido sin incidentes y una llegada en pelotón.


 


La crónica telefónica del enviado especial rezaba así:


 


“Tampoco esta etapa Granada-Sevilla ha tenido historia. Fueron 260 kilómetros de descanso más o menos durante los cuales Cañardo y los belgas limitaron su acción a vigilarse. Siempre en cabeza el español, y siempre en cabeza los belgas. El equipo que manda y sirve a Gustavo Deloor, primero en la clasificación general, lleva la táctica de conservar hasta el fin la lista grande, sin meterse en demasiados fregados, pero sin consentir tampoco que los demás se entreguen a la locura. Saben cañardo y sus secuaces que es inútil todo intento de despegue con unos hombres tan tenaces, tan vigilantes, tan rápidos en el llano como los “ases” de la marca verde. Y durante todo el recorrido unos y otros se miraron con cara de perros; pero desdeñaron la refriega. Andalucía continúa sin ser Andalucía al pasar la Vuelta a España. Hoy también ha sido un día de bruma gris con algún que otro latigazo de lluvia. Y hoy también hemos gozado de una carretera infernal, que sólo se ha dulcificado a la llegada a Sevilla, poco más o menos. (…) Los 31 corredores que llegaron ayer a Granada se presentan en el control de firma y emprendemos la marcha, rodeados de los inevitables ciclistas de paisano que arriesgaran sus vidas entre los coches seguidores, a cambio de dejar pedazos de pulmón sobre la carretera al cabo de algunos kilómetros (…).”


 


Describe las incidencias de la carrera desde Granada hasta Antequera, con comentarios sobre el estado de las carreteras, el comportamiento de la comitiva, los pinchazos de los ciclistas y la actitud del público a su paso por las diversas localidades, hasta entrar por fin en la provincia de Sevilla: “(…) Continuamos sobre una carretera que demuestra hasta qué punto se ha progresado en la construcción de automóviles. Ninguno de ellos se parte en dos, como una caña, en aquellos baches. Ya estamos en la provincia de Sevilla. Y ya están ahí alineados hasta el infinito los olivares de un verde polvo sobre la tierra roja.


 


No hay lucha. El pelotón continúa su marcha tranquila sin ningún tirón, sin la menor sacudida a través de Estepa, con su castillo y todo; a través de Aguadulce, que nos recibe con una lluvia desconsolada. Hay pueblecitos de melcocha sobre el verde primaveral de los trigos. A la salida de Osuna, después de 167 kilómetros de marcha, Ginés se cae y queda rezagado. Pronto se incorpora al pelotón de nuevo, alentado por los seguidores. No es Ginés, por cierto, de los que más suerte están teniendo en esta vuelta. En Alcalá de Guadaíra, poco más o menos, comienzan los corredores a olfatear la Giralda. Faltan 30 kilómetros para Sevilla y los ases fuerzan el tren hasta hacerlo violento primero, y furioso después. Además de que Sevilla está cerca, la carretera, de improviso, se ha convertido en una magnífica pista negra, charolada por la lluvia. El viento pega de cara, pero no importa. (…) Más tarde, una meta de llegada impecable junto al Parque de María Luisa. Aparece el pelotón a todo gas. Vienen todos, a excepción de los rezagados de costumbre; de los madrileños, por ejemplo, que toman las cosas con una filosofía de oportunidad. Y el pelotón cae sobre la cinta de llegada. Gustado Deloor, que estaba colocado en segunda o tercera posición, avanza poderosamente a golpe de pedal y gana la etapa. En segunda posición, Bulla; luego Cañardo, Cardona, Montes, etc. Todos en el tiempo de 9 horas, 59 minutos, 3 segundos. La clasificación general no varía.”


 


Comentarios. Ya hemos dichos que esta etapa ha sido una etapa más de paseo. Los corredores tienen muchos kilómetros en las piernas y muy pocas horas de cama. Están fatigados. Desde el descanso de Barcelona todo ha sido llegar una tarde y salir a la madrugada siguiente. Veremos a ver si después del reposo de Sevilla, que nos recibe con la lluvia clásica de Andalucía –nosotros no podemos decir otra cosa- hay un poco de vorágine y cambian las cosas. Será muy difícil, sin embargo, que cambien. Los belgas no quieren ganar etapas. Si han ganado la de hoy es porque una recta de más de dos kilómetros, ancha y perfectamente organizada, conducía hasta la meta. Allí se podía luchar sin arriesgar nada. Lo único que quieren los belgas es que Deloor siga siendo el primero, Esto les basta.  Ninguna gesta heroica en el día de hoy. Los que se han caído se han levantado. Los que han pinchado han cambiado sus tubulares heroicamente, Ni siquiera se nos ha orecido un descenso peligroso en sacacorchos para que los seguidores pudiéramos sentirnos héroes. La caravana pasa a través de un domingo continuo. Es domingo desde que salimos de Madrid. En los pueblos las tiendas se cierran y todos los habitantes están en la calle con el traje de los días  que repican de verdad.


 


Clasificación de la undécima etapa:


1º : Gustavo Deloor; 2º: Max Bulla; 3º: Cañardo; 4º: Cardona.


 


Clasificación general después de la undécima etapa:


1º: Gustavo Deloor (90 h., 23 m. 45 s.), 2º: Cañardo (90 h., 32 m., 24 s.).


 


Promedio horario: 26 kilómetros, 41 metros.

 


Archivo Municipal. Libro nº 13 Actas Capitulares (1935-1936)

Del paso de la “I Vuelta Ciclista a España” por La Puebla de Cazalla, además de la información recogida en el diario ABC de Madrid y en otros periódicos de la época, ha quedado constancia en nuestro Archivo Municipal, aunque escasa debido a la pérdida de la mayor parte de la documentación municipal de ese periodo de nuestra historia.


 


La información que obra entre los documentos municipales resulta significativa por cuanto que nos permite deducir que los corredores de aquella primera Vuelta Ciclista a España fueron agasajados por la Corporación Municipal a su paso por La Puebla de Cazalla. Así parece constar en el acta de la sesión celebrada por el Ayuntamiento Pleno el día 24 de junio de 1935, presidida por el Alcalde D. Fernando J. Andrade Serrano, más conocido por “Ratibó” (Libro de Actas Capitulares nº 13, 1935-1936). En el folio 14 vuelto, en el apartado dedicado a la aprobación de pagos, obra uno que dice como sigue:


 


“A Antº Macho, por convite a los ciclistas de la Vuelta a España, 10,00 ptas.”



Anotación similar figura en el Libro nº 176 (Diario de Intervención de Pagos del año 1935) del Archivo Municipal,  en cuyo folio 36 v. quedó reflejado el citado gasto y pago, si bien se escribió el nombre de Arcadio en lugar de Antonio:



Archivo Municipal. Libro nº 176, Diario de Pagos (1935)
“A Arcadio Macho, por los gastos que se hizo a los ciclistas que han dado la vuelta a España, 10,00 ptas”.

 


Con ello queda acreditado documentalmente que los participantes en la “I Vuelta Ciclista a España” no estuvieron sólo de paso por La Puebla de Cazalla en el transcurso de la celebración de la 11ª etapa, que se desarrolló el día 11 de mayo de 1935, hace ahora 80 años, sino que posiblemente se detuvieran y refrescaran en nuestra localidad, donde fueron convidados por la Corporación con cargo al erario municipal.

 

DOCUMENTACIÓN:

 

Archivo Municipal de La Puebla de Cazalla (Sevilla). Libro de Actas Capitulares nº 13 (1935-1936), sesión de 24 de junio de 1935, Fol. 14 v.; Libro nº 176, Diario de Intervención de Pagos (1935), Fol. 36 v.

 

Hemeroteca del diario ABC: http://hemeroteca.abc.es/


 


ABC de Madrid (24/02/1935, pág, 69), ABC de Madrid (11/05/1935, pág. 54-55), ABC de Madrid (12/05/1935, pág. 55-56. 

 


http://www.europapress.es/deportes/noticia-vuelta-ciclista-espana-cumple-80-anos-20150429190914.html


 


http://en.wikipedia.org/wiki/Gustaaf_Deloor


http://es.wikipedia.org/wiki/Mariano_Ca%C3%B1ardo

30 abril, 2015

Entrevista Canal Sur Radio (Milenio) sobre Cervantes

CANAL SUR RADIO (PROGRAMA MILENIO)
Canal Sur Radio y RAI estrenan “Milenio”, conducido por Primi Sanz ...

29 ABRIL 2015.

DEDICADO A MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA Y SU LABOR COMO COMISARIO DE ABASTOS EN EL REINO DE SEVILLA.


El pasado dia 29 de abril participé en el programa Milenio, de Canal Sur Radio, en el que también intervino el escritor Juan Eslava Galán, para tratar sobre Miguel de Cervantes y su labor como comisario real de abastos en el Reino de Sevilla. 

Si deseáis oirlo, podéis hacerlo en este enlace: 


http://ondemand.rtva.ondemand.flumotion.com/rtva/ondemand/flash8/programas/audio/milenio/20150428030113-5-2868-milenio.mp3

Libro sobre Miguel de Cervantes.

PRESENTACIÓN LIBRO SOBRE MIGUEL DE CERVANTES COMO COMISARIO REAL DE ABASTOS EN EL REINO DE SEVILLA

El día 17 de abril de 2015, se presentó en el Ayuntamiento de Carmona el libro "Trigo y aceite para la armada. El comisario Miguel de Cervantes en el Reino de Sevilla (1587-1593)", publicado por la Diputación Provincial de Sevilla, en el que he participado con un artículo sobre la presencia de Miguel de Cervantes en La Puebla de Cazalla, aportando la transcripción de seis documentos inéditos sobre el autor de El Quijote, localizados en los protocolos notariales de La Puebla de Cazalla, el Archivo General de Indias y en el Archivo de Protocolos Notariales de Sevilla.
La publicación puede adquirirse a través de la Diputación Provincial de Sevilla y en las librerias de Sevilla.
 
















31 enero, 2015

Devoción a San Blas en La Puebla de Cazalla



DATOS HISTÓRICOS E INÉDITOS SOBRE 
EL ORIGEN DE LA DEVOCIÓN A SAN BLAS EN 
LA PUEBLA DE CAZALLA

Autor del texto y fotografías locales: José Cabello Núñez 
San Blas. Altar Mayor Parroquia de La Puebla de Cazalla
Son muy escasos, por no decir prácticamente ninguno, los datos con los que contamos para poder conocer el origen de la devoción a San Blas en La Puebla de Cazalla. La documentación que, hasta el día de hoy, hemos podido consultar en los archivos eclesiásticos más próximos (el Parroquial y el General del Arzobispado de Sevilla) prácticamente no ofrecen información relevante al respecto, salvo una escueta mención a una imagen de San Blas entre los bienes eclesiásticos recogidos en los inventarios parroquiales de los años 1945 y 1957, en los cuales sólo se nos informa que dicha imagen (de la cual ofrecemos algunas fotografías) se encontraba antiguamente en la ermita de San José.




Parece ser, no obstante, que La Puebla de Cazalla tuvo el privilegio de contar con una reliquia de San Blas, como así lo reflejó en su día nuestro amigo Antonio Torres Montesinos en unos textos que ahora su hijo Antonio Torres felizmente ha ido recuperando y difundiendo a través de Internet en la página Web http://antonio-torres.webcindario.com/puebla/religiosidad.htm#3. Según sus palabras: “Se dice que antiguamente, a la vez de la bendición de los roscos, sacaban las reliquias de San Blas, que estaban en un cáliz de plata, pero esta reliquia no la recuerda ya nadie; no se sabe si desaparecieron en el año 1936 cuando incendiaron la parroquia de Nuestra Señora de las Virtudes.”






Pues bien, Antonio Torres estaba en lo cierto. Hoy estamos en disposición de poder acreditar documentalmente la existencia de dichas reliquias gracias a los protocolos notariales que hemos consultado y que actualmente, en formato microfilm, se conservan en la Colección de Protocolos Notariales del Archivo Municipal de La Puebla de Cazalla.


Estado actual de la imagen de San Blas. Necesitada de una urgente restauración
Aprovechando, por tanto, que se aproxima la festividad de San Blas, damos a conocer y publicamos por vez primera la transcripción de un fragmento del documento que demuestra que en La Puebla de Cazalla existió verdaderamente una reliquia de San Blas, y que su devoción en la localidad, podemos remontarla, por lo menos, a finales del siglo XVI.




El documento original es una carta de obligación otorgada por los frailes Mínimos a favor del donante de la reliquia; documento que se encuentra entre las escrituras notariales de la Sección de Escribanías de La Puebla de Cazalla del Archivo de Protocolos Notariales de Morón de la Frontera, concretamente en el legajo número 129-B correspondiente al protocolo del escribano público Cristóbal de la Cabeza Molina. De ella existe copia microfilmada en el Archivo Municipal de La Puebla de Cazalla.



Según consta en la escritura, la reliquia fue donada el mismo día 3 de febrero del año 1586 (festividad de San Blas) por Alonso Vidal el mozo, vecino de La Puebla de Cazalla, a los frailes Mínimos del convento de Ntra. Sra, de la Candelaria (también conocido como de la Victoria o de San Francisco de Paula). El donante les entregó un relicario en cuyo interior se encontraba un hueso del Bienaventurado San Blas, acompañado de un documento expedido en Roma, conocido como “authentica”, que certificaba la autenticidad de la reliquia. La donación se hizo con la condición de que los frailes quedasen obligados a decir anual y perpetuamente  tres misas de réquiem por el alma de Alonso Vidal y sus familiares difuntos. Una de las misas se diría en la festividad de Ntra. Sra. de la Limpia Concepción, otra el día de Santa Ana y la tercera precisamente el día de San Blas.



http://www.todocoleccion.net/manuscrito-autentica-reliquia-san-blas-1758-relicario-amuleto-protector~x42856593

TRANSCRIPCIÓN DE UN FRAGMENTO DE LA ESCRITURA DE DONACIÓN DE UNA RELIQUIA 
DE SAN BLAS A LOS FRAILES MÍNIMOS  DE LA PUEBLA DE CAZALLA EN 1586.



Original: Archivo de Protocolos Notariales de Morón de la Frontera (Sevilla), Sección Escribanías de La Puebla de Cazalla, escribano Cristóbal de la Cabeza Molina, legajo 129.B, año 1586, fol. s/n.-



Copia: Archivo Municipal de La Puebla de Cazalla, Colección Protocolos Notariales, rollo de microfilm núm. 33 (siglo XVI), fotogramas núm. 537-538, legajo 129.B, año 1586, fol. s/n.-


El documento fue otorgado y suscrito por los frailes del convento de la Victoria que se relacionan a continuación, los cuales recibieron la reliquia de manos de Alonso Vidal el mozo:

Fray Francisco de León (corrector); Fray Alonso de Madrid, Fray Cristóbal de Armallones, Fray Juan Blázquez, Fray Luis Sánchez, Fray Francisco Gómez, Fray Miguel Verdugo, Fray Fernando Moreno; Fray Luis Guillén Prieto; Fray Alonso Maldonado; Fray Cristóbal Barrasa y Fray Martín Guillén).



1586, febrero, 3. La Puebla de Cazalla



“ (…) Alonso Vidal el mozo, vecino de esta villa, hizo donación a este convento en una (...) de una reliquia guarnecida en una vidriera de un hueso del Bienaventurado San Blas, la cual está con un (...) en forma (...) dado en Roma la cual dicha reliquia nos la dio con que por la limosna que nos hizo le habemos y se le han de decir perpetuamente para siempre jamás por el dicho Alonso Vidal y sus difuntos tres misas de réquiem en esta manera, la una el día de Ntra Sra. de la Limpia Concepción, la otra el día de Sra. Sta. Ana y la otra el día de San Blas de cada un año (...) y se han de poner en la tabla de las memorias perpetuas, por tanto viéndolo por bien y agradeciendo la limosna que hace al dicho convento, otorgamos por nos y en voz y nombre de los demás frailes (...) que nos obligamos de que las dichas tres misas se dirán en cada un año en este dicho convento por los dichos días (...) o en sus octavas como se declara de suso (...) fecha en La Puebla de Cazalla de la Frontera en tres días del mes de febrero de mil y quinientos y ochenta y seis años siendo testigos Luis Muñoz Santaella, hijo de Marcos Núñez; y Juan Alonso, hijo de Juan Alonso Portugués, y Pedro de Alvear, comisario de la Santa Cruzada, vecinos de esta villa“.